Policía Local

Accidentes del Transito:

Ninguno de nosotros está libre de sufrir un accidente de tránsito, ya sea por un atropello, colisiones entre vehículos, accidentes en transportes de la locomoción colectiva, y que a consecuencia de esto le haya provocado lesiones  que lo incapaciten por un tiempo indeterminado y/o  además , en la mayoría de los casos ,sufrir también el daño material en el vehículo de su propiedad dejándolo en ocasiones inservible, perdiendo su valor de transferencia futura, además haciéndose un desembolso importante en repuestos y talleres mecánicos,  sin estos ser compensados por el responsable del accidente, lo que trae aparejado  un menoscabo en su persona y sobre todo en el patrimonio familiar , en conjunto también con una pérdida de tiempo importante en todas estas gestiones. Todo por culpa de un accidente de tránsito.

Es por ello que  nuestra ley de tránsito, Nº 18.290 contempla el derecho a:

  1. a)    Determinar la responsabilidad del accidente de tránsito presentando la querella infraccional correspondiente;
  2. b)    Exigir una indemnización, al responsable ante los Juzgados de Policía Local,  en los que van comprendidos tanto el daño Emergente y Lucro cesante, o ambos, según sea el caso, como así también comprende el daño moral.

El daño emergente se refiere a deterioros y pérdidas materiales que puedan ocurrir en el vehículo, tales como la destrucción total o parcial del mismo que lo hace inservible y solo tener la chance de venderlo como chatarra a un precio menor que el proyectado, gastos de reparación del vehículo que debe solventar  la víctima como causa directa del accidente.

El lucro cesante es la pérdida de una legítima ganancia o de una utilidad económica  por parte de una víctima o de sus familiares como consecuencia de un daño provocado por un tercero, y que ésta no se hubiese producido de no haber mediado el evento dañoso causante o, en este caso,  accidente de tránsito. Ej. Si usted trabaja con su vehículo, y que este sea el medio que le  provee su sustento.

El Daño moral dice relación  principalmente, al dolor, pesar o molestia que sufre una persona en su sensibilidad física o en sus sentimientos creencias o afectos. En determinadas oportunidades estos pueden tener mayor importancia que en otros, el cual según la jurisprudencia de nuestros tribunales también debe ser compensado, sobre todo frente a las posibles trágicas consecuencias que un accidente puede provocar.

Infracciones a la Ley del Consumidor:

Ante infracciones a la ley del consumidor usted puede recurrir a SERNAC que buscará una solución extrajudicial a través de la mediación. Recuerde que SERNAC no impone multas ni sanciones. Si esta mediación no resulta exitosa, SERNAC podrá denunciar y/o hacerse parte en aquellas causas que comprometan el interés general de los consumidores.

Usted como todo consumidor, también puede denunciar directamente ante los Juzgados de Policía Local a las empresas que quebranten los derechos contemplados en la Ley del  Consumidor, para que reciban una sanción (multa a beneficio fiscal) y a demandar para exigir indemnización por los daños causados. La denuncia y respectiva demanda, las puede hacer usted directamente en el Juzgado de Policía Local sin necesidad de contratar un abogado, aunque lo recomendable siempre es que usted busque asesoría. Si bien la denuncia, querella y demanda no requerirán patrocinio de un abogado existirán enormes desventajas para usted si no tiene abogado debido al desconocimiento de derechos, leyes, procedimientos, recursos. Además debe tener en cuenta que lo usual será que usted se enfrentará a grandes empresas que cuentan con especialistas en estos temas.

El plazo para exigir sus derechos como consumidor es hasta seis meses contados desde que se cometió la infracción. El tiempo que duran las gestiones de mediación de SERNAC no suspenden ese plazo; lo único que lo interrumpe es la denuncia ante el Juzgado de Policía Local.

Comments are closed.

Facebook